Opciones Put y Call: Descubre cómo aumentar la rentabilidad de tu inversión a largo plazo

Opciones put y call: características principales

Las Opciones Put y Call son una buenísima herramienta que nos permitirá exprimir aún más nuestro sistema a largo plazo, arañando unos puntos más de rentabilidad. En esta entrada describiré qué son las Opciones Put y Call, qué tipos hay, y cómo podemos implementarlas con la estrategia propuesta en Inverfácil.

1. ¿Qué son las Opciones?

Las Opciones son “Contratos” de compraventa de acciones u otros activos (Subyacente) en los que se acuerda y determina lo siguiente:

  • Strike: precio al que se acuerda comprar o vender el Subyacente, en caso de que la Opción sea ejecutada.
  • Prima: El Comprador de la Opción se reserva el derecho a vender/comprar acciones a un precio determinado (strike), hasta un día determinado (Día de Vencimiento). Para reservarse ese derecho, debe pagar una Prima al Vendedor de la Opción en el momento de comprar la Opción. El importe de esta Prima depende de varias cuestiones como el precio actual, tiempo hasta el día de Vencimiento, volatilidad…
  • Duración: para ejecutar el contrato se dispone de un plazo determinado (día de Vencimiento) que, dependiendo del tipo de Opción, puede ser de diversas formas:
    1. Opciones Americanas: se puede ejecutar en cualquier momento desde la fecha de compra de la Opción hasta el día de Vencimiento.
    2. Opciones Europeas: sólo se puede ejercer la compraventa el día de Vencimiento, no antes.
    3. Opciones Bermudas: son una mezcla de las Americanas y Europeas, pues se pueden ejercer en fechas determinadas entre el día de la compra y el día de Vencimiento.
  • Cantidad de acciones: cada Contrato hace referencia a 100 acciones. Si por ejemplo vendes 3 Opciones Put del Santander, realmente estás obligándote a comprar 300 (3×100) acciones del Santander en caso de que te ejerzan.
  • Por entrega del Subyacente o por diferencias: Cuando se ejecuta la Opción, dependiendo del bróker y tipo de Subyacente que sea, puede ocurrir que o bien se entregue realmente el Subyacente (por ejemplo sin son acciones del Santander el Vendedor se deprende de ellas para pasar al Comprador), o bien que se haga balance de las pérdidas y ganancias de cada uno, habiendo únicamente una transacción de dinero. A nosotros nos interesará, por lo general y con nuestro sistema a largo plazo, que haya entrega del subyacente.

2. Opciones Call

  • Compra de Opciones Call: el Comprador de la Opción se reserva el derecho a comprar a un precio determinado. Por lo general, quién compra Opciones Call es porque entiende que la acción va a subir, de modo que se reserva el derecho a comprarla a un precio con la esperanza de que en el futuro la acción valga más.

El riesgo máximo que asume el Comprador es el pago de la prima, mientras que el beneficio potencial es ilimitado, al menos teóricamente, pues la acción puede subir sin límite.

  • Venta de Opciones Call: se recibe la Prima en el momento inicial a cambio de estar obligado a vender a un precio determinado antes de la Fecha de Vencimiento, siempre que el Comprador así lo quiera.

El beneficio máximo es la Prima recibida, mientras que si tienes realmente en cartera el Subyacente, el riesgo máximo es tener que venderlo a un precio por debajo de lo que esté mercado.

2.1 Usando la Venta de Opciones Call con el método Inverfácil

Supongamos que adquirimos Santander a un precio de 5€, con las condiciones que se ven en la imagen:

Venta de acciones del Santander usando el GAD

De este modo, el GAD me marca venta de 107 acciones cuando llegue a un precio de 6€, estando actualmente (primeros de abril de 2017) a 5,6€. La Venta de Opciones Call disponibles las vemos en la siguiente imagen:

Opciones put y call del Santander

  • Día de Vencimiento: 19 de mayo de 2017
  • Strike o precio de ejercicio: 6€
  • Prima: hay Oferta (lo que está dispuesto a pagar el Comprador) a 0,25€, y Demanda (lo que está dispuesto a recibir el Vendedor) a 0,35€. Así que si ponemos la orden de venta en algo intermedio a 0,3€ por acción, probablemente encontremos contrapartida.

Así que, siguiendo el GAD, debemos poner Orden de Venta de 1 Contrato  (100 acciones) Opción Call a 6€, con una prima de 0,3€ por acción, con día de Vencimiento 19 de mayo. Si encontramos Comprador, podremos tener los siguientes escenarios:

  1. Llega el 19 de mayo y SANTANDER sigue por debajo de 6€: en este caso hemos cobrado una Prima de 30€ (0,3 x 100 acciones) sin hacer nada, que recibimos en el momento de poner la Orden (abril). En este mismo momento podemos colocar otra Venta de Opciones Put de similares características en otra fecha de Vencimiento.
  2. Llega el 19 de mayo y SANTANDER se encuentra por encima del Strike, a 6,5€ por ejemplo. En este caso, además de haber cobrado la Prima de 30€, estaremos obligados a vender 100 acciones del Santander a 6€, VENTAQUE ÍBAMOS A REALIZAR IGUALMENTE INDEPENDIENTEMENTE DE QUE NO HUBIÉSEMOS VENDIDO LA OPCION CALL.

Así que, pase lo que pase, para nosotros en una situación win-win, ya se encuentre el precio más alto o más bajo que 6€.

Este sistema tiene 3 desventajas:

  1. Como vemos, el GAD nos decía de vender 107 acciones, no 100. Así que podemos o ceñirnos a las 100 únicamente, o bien poner otra Orden Límite adicional a 6€ para vender 7 acciones. Si las comisiones son bajas es viable, pero en caso contrario no merecerá la pena.
  2. Una vez hayamos iniciado el sistema de Stops según Stan Weinstein, según vimos en el Sistema de Inversión a Largo Plazo Inverfácil, ya no podremos seguir usando las Opciones Call. El motivo es que en este caso, nuestro precio de Venta Stop estará POR DEBAJO del precio real de la acción, de modo que si el día de Vencimiento la acción se encuentra por encima de éste nos obligarán a vender (cosa que no queríamos pues preferíamos seguir la tendencia alcista moviendo los Stops), y si se encuentra por debajo de éste no nos ejecutarán y no venderemos, cosa que queríamos hacer al tocar el Stop y siguiendo el sistema GAD.
  3. Dado que cada Contrato son 100 acciones, el sistema requiere de o bien Subyacentes con un precio bajo, o bien que tengamos una importante cuantía invertida para que nos dé Orden de Venta en cantidades suficientes. Si en lugar de SANTANDER hubiésemos hecho lo mismo con JNJ, el sistema GAD nos habría dicho de vender en torno a 5 acciones, muy bajo como para plantearnos vender una Opción Call.

 

3. Opciones Put

La idea es muy similar, pero cambiando las tornas:

  • Compra de Opciones Put: el Comprador de la Opción se reserva el derecho a vender a un precio determinado. Se suele realizar esto cuando se espera que la acción baje más que dicho precio.

De nuevo, el riesgo máximo que se asume es el pago de la prima, pero el beneficio potencial máximo es que el Subyacente llegue a 0€.

  • Venta de Opciones Put: se recibe la Prima en el momento inicial a cambio de estar obligado a comprar a un precio determinado antes de la Fecha de Vencimiento, siempre que el Comprador de la Opción así lo quiera.

El beneficio máximo es la Prima, y el riesgo máximo es el importe que costaría comprar el Subyacente.

3.1 Usando la Venta de Opciones Put con el método Inverfácil

El sistema sigue la misma idea que con la venta de Opciones Call, sólo que ahora nos obligaremos a comprar el Subyacente cuando éste baje.

Supongamos que compramos en su momento SANTANDER a  6,5€, de modo que el GAD nos marca que debemos comprar 101 acciones a 5,5€. Entonces, podremos poner una Orden de Venta de Opción Put de 1 Contrato (100 acciones) a 5,5€ y cuyos posibles escenarios son los siguientes:

  • A fecha de Vencimiento SANTANDER se encuentra por encima de 5,5€. En este caso, habremos cobrado la Prima y no se ejecutaría el Contrato, por lo que no compraríamos  las 100 acciones.
  • A fecha de Vencimiento el SANTANDER se encuentra por debajo de 5,5€. En este caso, aparte de haber cobrado la Prima, nos ejecutarían y tendríamos que comprar 100 acciones, COSA QUE HABRÍAMOS HECHO IGUALMENTE SEGÚN EL SISTEMA GAD.

Los inconvenientes son los mismos que con la venta de Opciones Call.

Como veis, aunque el uso de esta herramienta está limitado a determinadas circunstancias, son una buena alternativa para sacar una mayor rentabilidad al nuestro sistema de largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.