Gestión del riesgo mediante la F-Óptima: limita tus pérdidas

Reduce el riesgo al invertir en bolsa

Vimos anteriormente que hay diferentes sistemas para gestionar el riesgo, limitando las posibles pérdidas en cada operación. Estos sistemas eran mediante riesgo fijo, riesgo variable y F-Óptima. Éste último es el más complejo de todos, pero el que mayores ventajas ofrece frente a los otros dos, y es el que trataremos aquí.

Sobre la F-Óptima se han escrito libros enteros, así que me voy a centrar en lo práctico, detallando cuándo y cómo usarla, para lo cual os proporciono un archivo excel que podéis descargar al final de la entrada. Básicamente, lo que conseguimos con la F- Óptima es saber cuánto exactamente debemos invertir y arriesgar, dado el histórico de ganancias y pérdidas que tenemos.

Como el cálculo la F- Óptima se alimenta de nuestro registro real de operaciones, nos permitirá invertir más, arriesgando más capital, cuando tengamos rachas positivas. Y viceversa, limitará nuestra operativa cuando nuestro sistema de inversión nos esté provocando pérdidas. Es decir, actúa de protección ante nuestras malas decisiones, permitiéndonos seguir “vivos” en el mercado incluso aunque tengamos una fuerte racha negativa.

1.- Cálculo de la F-Óptima

La operativa es muy sencilla, y está automatizada de forma que se obtiene únicamente rellenando las pérdidas y ganancias de cada operación, tal y como veis en la imagen.

Calcular F-Optima

Para que el cálculo de la F- Óptima arroje un resultado fiable, se requiere de al menos unas 20 operaciones.  Como curiosidad, para el sistema tiene mayor valor tener 2 operaciones con +25€, que una con +50, pues tiene en cuenta no solo la cuantía total sino el ratio de operaciones positivas.

Una F- Óptima de 53% quiere decir que debemos arriesgar como máximo dicho porcentaje de nuestro capital total. Como comprenderéis, es una barbaridad, pues psicológicamente no hay quién soporte dichas pérdidas, por mucho que matemáticamente sea lo ideal. Por ello, se usa siempre una F- Óptima fraccionada, correspondiente a dividir el resultado entre 10. De este modo, teóricamente con una F- Óptima de 53%, nuestro riesgo máximo debería ser de 5,3%. Pero esto sigue siendo mucho, de modo que tendremos que diversificar nuestro capital en un número determinado de activos diferentes, tal y como explicare en el punto siguiente, de modo que la suma del riesgo de cada uno sea igual a la suma del riesgo total dado por la F-Óptima.

2.- Operativa con la F-Optima

Una vez hemos introducido nuestros datos de pérdidas y ganancias, de modo que tenemos calculada la F- Óptima, pasamos a ver cómo debemos diversificar y qué nos implica dicha F- Óptima. Si nunca habéis invertido antes, os recomiendo empezar suponiendo un valor de F- Óptima del 30% (3% una vez fraccionada).

En la pestaña “Diversificación Broker” vemos 2 tablas diferentes, diseñadas una para cada bróker que tengamos. En cada tabla tenemos lo siguiente:

Diversificación del riesgo invirtiendo en bolsa

 

 

Método InverFácil y la F-Óptima

 

  • Diversificación: Es el resultado de dividir la F-Óptima entre el Riesgo por Operación (0,75%) indicados en la pestaña anterior. Es decir, en el ejemplo nos está indicando que nuestro capital total de 8.537€ lo debemos distribuir entre 7 empresas diferentes, resultando un capital máximo para cada una de 1.220€. Así, con cada operación estaremos arriesgando tan sólo un 0,75% de nuestro capital total. Este porcentaje se puede ajustar al alza o baja, pero no recomiendo que supere el 1% en ningún caso.
  • Precio de adquisición: el precio al que queremos comprar la acción, fijando para ello una orden Stop o Límite.
  • Stoploss inicial: valor en el que queremos colocar nuestro stop, que vendrá determinado por lo general tras un análisis Técnico de la empresa a adquirir. Un valor habitual suele girar en torno al 10%, pues un porcentaje mayor nos limitará mucho la cuantía que el sistema nos permita invertir, y un valor menor nos expondrá a que el stop se ejecute con mayor probabilidad. Pero todo dependerá del análisis que se haga.Stoploss para gestionar el riesgo
  • Cantidad de acciones: nos indica cuántas acciones debemos comprar, de acuerdo a los parámetros introducidos.
  • Inversión: el resultado de multiplicar el precio de la acción por el número de acciones a adquirir. Como vimos en el método InverFácil, en la hoja resumen de nuestra cartera tendremos que poner que estamos tomando prestados del GAD 4.791€, tal y como se ve en la imagen anterior.
  • Precio actual: una vez hayamos adquirido la acción, ahí podemos ir poniendo la cotización actual de la misma.
  • F-Óptima: el valor de la F-Óptima calculado en la pestaña anterior, y que hemos tenido en cuenta para esa acción en concreto.
  • Stoploss actual: si la acción va subiendo, iremos modificando el stop según el método de Stan Weinstein, de modo que en esta casilla podemos indicar el valor al que se encuentra actualmente.

De este modo, tenemos ya 7 empresas localizadas, para las cuales sabemos exactamente cuánto debemos invertir para gestionar el riesgo de una forma óptima.

Supongamos ahora que el precio de la Empresa 2 ha caído, de forma que su stoploss nos salta en el 0,9€ fijado. Eso significará que hemos perdido 65€. Los pasos que tenemos que dar entonces son los siguientes:

  1. Restar 65€ tanto del capital total como del asignado a la empresa 2.
  2. Recalcular la F-Óptima añadiendo la pérdida de 65€ en la pestaña anterior, y poner el nuevo resultado en la empresa 2 (en el ejemplo, la nueva F-Optima Fraccionada sería de 2,1%).

Ya podríamos buscar una nueva empresa para rellenar el “hueco”. Si encontrásemos otra con exactamente las mismas condiciones que tenía la anterior de precio inicial y stoploss, mirad como ahora nos permite muchas menos acciones, tanto por la bajada de capital como por la menor F-Óptima.

f-optima gestion del riesgo invirtiendo en bolsa

Por último, si se trabaja con el Excel del método InverFácil, recordad restar de la celda “PRESTADO S. WEINSTEIN” el importe obtenido de la venta (581,4€), y restar de la celda “DIV y OTROS” la pérdida de 65€ obtenida.

Hay que tener en cuenta que, por simplicidad, he obviado todos los costes de comisiones que habría que tener en cuenta.

DESCARGA EL ARCHIVO PARA CALCULAR LA F-ÓPTIMA:

Gestion del Riesgo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.